Durante la semana más prolongada de la cuarentena tuve suficiente tiempo para relajarme, pero una de las cosas que de verdad no me tenían para nada bien era que yo tenía planeado montar un negocio de electrodomésticos, había comprado ya la mercancía y era un dinero que aún no había sido recuperado, mucho menos podía decir de ganancias. Tuve que expandir un poco el negocio (totalmente en línea debido a la situación) y me puse a vender cosas más pequeñas como por ejemplo cables de lo que sea que pudiera encontrar, tuve que comprar las bolsas de zip y las Bridas de Nylon para poder atarlas, y así es que pude tener un pequeño margen de ganancia, las cosas más pequeñas a veces son las que nos ayudan :)