+ Responder Tema
Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Futuribles y Futurables: navegando la incertidumbre

  1. #1
    Moderator
    Puntos: 4.684, Nivel: 43
    Nivel completado: 67%, Puntos requeridos para el siguiente Nivel: 66
    Actividad general: 0%
    Logros:
    1000 Experience PointsVeteran
    Premios:
    Arm of Law
    Ernesto va por un camino distinguido Avatar de Ernesto
    Nombre
    Ernesto ROIBON
    Fecha de Ingreso
    15/ago/2008
    Ubicación
    Tucumán, Argentina
    Mensajes
    290
    País
    Argentina - Argentina
    Puntos
    4.684
    Nivel
    43
    Gracias
    5
    Agradecido 17 veces en 15 mensajes.
    Se conectó hace
    7 año(s)

    Predeterminado Futuribles y Futurables: navegando la incertidumbre

    Les comparto este valioso material de Charles François




    PROSPECTIVA SISTEMICA

    por Charles François

    Nuevas Herramientas Conceptuales para la Navegación en Condiciones de Incertidumbre




    Las escalas del tiempo

    Un problema principal en materia de previsión del futuro, y de manejo planificado de las situaciones es debido, probablemente, a nuestro deficiente entendimiento de la estructura del tiempo.

    Para simplificar, diremos que es necesario distinguir el corto plazo del mediano, o largo plazo.

    Distinguir entre ambos , es un tema de definiciones.

    Nuestras evaluaciones son limitadas debido a la duración y los ritmos de nuestra propia vida. En comparación con el mosquito, nuestra vida es muy larga, pero en relación con el crecimiento de la Cordillera de los Andes, es sumamente corta. En el caso del mosquito, el corto plazo significa (para nosotros) algunos dias o semanas y el largo plazo dos o tres temporadas de observación. En el caso de la Cordillera, el mediano y el largo plazo significan respectivamente milenios y periodos geológicos. Por lo tanto, su evolución escapa a nuestra observación y podemos llegar a algún entendimiento de lo que significa, solamente por un esfuerzo intelectual coordinado y prolongado. Tendremos que satisfacernos con múltiples inferencias indirectas a partir de leyes de la evolución geológica cuyo descubrimiento, todavía muy imperfecto, costó más de un siglo a muchos investigadores.

    El resultado es que, observando numerosas generaciones de mosquitos, podemos descubrir mucho acerca de su biología, etología, etc... Al contrario, nos resulta muy difícil descubrir los ritmos de los cambios geológicos.

    Para peor, lo mismo vale para los fenómenos económicos, sociales, políticos y culturales. En todos, lo que se puede observar dia a dia, o mes a mes, o incluso durante una vida, es en general absolutamente insuficiente para la comprensión realmente profunda y acabada de las transformaciones que se producen.

    Una vez más, la sabiduría popular lo proclama cuando dice: "Lo que no ocurre en un siglo, ocurre en un instante". Así se explica que estemos muchas veces totalmente sorprendidos por algún suceso infrecuente, pero recurrente a largo plazo: Nos encontramos sin saberlo, en la posición del mosquito que no puede imaginarse que, dentro de una hora se producirá una tormenta mortífera para él, y menos aún puede llegar a experimentar la sucesión de las estaciones.

    Debemos entonces comprender y admitir de una vez que el futuro no es perfectamente previsible: Ello es, por otra parte, el significado principal en la práctica del determinismo caótico. Parece existir siempre la posibilidad de una variación imprevista en la secuencia de los sucesos considerados como normales y previsibles. Por ejemplo, se ha descubierto que la causa del hundimiento, y en ciertos casos de la desaparición misteriosa de grandes barcos en alta mar es el surgimiento súbito, imprevisto – y casi seguramente imprevisible – de olas gigantes absolutamente anormales y, por suerte, extremadamente infrecuentes.

    En consecuencia, toda previsión y todo planeamiento tienen una irremediable cuota de incertidumbre. Es absolutamente necesario partir de esta toma de conciencia para cualquier decisión y acción subsecuente a encarar.

    Pero ello no significa , de ninguna manera, que debamos librarnos pasivamente a la incertidumbre. Es muy importante tratar de distinguir claramente entre la incertidumbre inherente a la dificultad de prever el futuro, y la impotencia que resulta del fatalismo o de la ignorancia de los conceptos y modelos que nos permitirían al menos, enmarcar la incertidumbre dentro de límites más o menos acotados.

    Consideraremos a continuación algunas de estas herramientas.





    >> sigue

  2. #2
    Moderator
    Puntos: 4.684, Nivel: 43
    Nivel completado: 67%, Puntos requeridos para el siguiente Nivel: 66
    Actividad general: 0%
    Logros:
    1000 Experience PointsVeteran
    Premios:
    Arm of Law
    Ernesto va por un camino distinguido Avatar de Ernesto
    Nombre
    Ernesto ROIBON
    Fecha de Ingreso
    15/ago/2008
    Ubicación
    Tucumán, Argentina
    Mensajes
    290
    País
    Argentina - Argentina
    Puntos
    4.684
    Nivel
    43
    Gracias
    5
    Agradecido 17 veces en 15 mensajes.
    Se conectó hace
    7 año(s)

    Predeterminado Re: Futuribles y Futurables: navegando la incertidumbre

    El significado del instante presente

    El instante presente es básicamente el punto de convergencia múltiple de causalidades múltiples.

    Las causalidades son múltiples porque cualquier suceso es el producto compósito de un gran número de causas que tuvieron que converger sin contradicciones para que se produzca el suceso tal como está ocurriendo.

    La convergencia es múltiple porque se producen a la vez, y según el mismo mecanismo, una innumerable cantidad de sucesos en un innumerable número de lugares diferentes.

    En cuanto a la causalidad, por lo general estamos presos de la ilusión de la causalidad lineal: se postula que una causa única produce un efecto único, y la misma causa, siempre el mismo efecto. Por ejemplo, toco un botón y suena un timbre por medio de la propagación de una corriente eléctrica. No hay nada que objetar a ello, por supuesto. Pero este razonamiento no alcanza para la comprensión de la gran mayoría de las situaciones. Si se produce un terremoto en un cierto lugar, es el resultado de una composición compleja de condiciones en el espacio y en el tiempo, que llevó a la causa inmediata y directa: O sea una ruptura del equilibrio tensionado entre dos placas tectónicas en el lugar del epicentro. En cierto sentido nos vemos retrotraídos a las diferentes causas enumeradas hace ya 23 siglos por Aristóteles. Por supuesto, el simple registro por un sismógrafo de la ruptura en el epicentro no nos enseña mucho sobre las causas de la "causa".

    Para remediar esta especie de visión túnel, es necesario remontar las cadenas causales... que son varias. Supongamos que, después del terremoto, vemos un edificio casi intacto al lado de otro totalmente destruído, aunque de características en apariencia similares. Una buena pregunta será: "¿Si la fuerza del terremoto fue prácticamente igual en dos lugares tan vecinos, por qué razones se derrumbó uno de los edificios y no el otro?". Esta pregunta hará inmediatamente surgir otras, relativas a la calidad de ambas construcciones, a una eventual diferencia en la constitución local del suelo, etc...

    Así se percibe rápidamente que, si bien el terremoto fue la causa inmediata principal, otras causas relativas a diversas condiciones deben integrarse a nuestro razonamiento.

    Un entendimiento tan completo y claro como posible del entramado de las múltiples causas concurrentes es la primera condición para crear una buena base para la toma de decisiones.


    El abanico de las posibilidades: lo imposible, lo posible, lo probable

    Una segunda condición es una evaluación también tan clara y completa como posible de las posibilidades futuras, que estan en germen en el momento presente.

    Esta evaluación tiene dos aristas diferentes, tan significativa una como otra. En primer lugar, y en oposición con el pasado, el futuro es siempre en cierta medida indeterminado. Ello resulta del hecho que el momento presente tiene un enorme número de dueños, cada cual actúando por su cuenta y en función de sus evaluaciones. En ciertos casos, las consecuencias de nuestros actos, y de los suyos se manifestarán en lo inmediato. En otros casos aparecerán a mediano o a largo plazo, no necesariamente de una manera coherente. Por ello, las acciones humanas colectivas muestran en general una cuota importante de desconexión y no pocas contradicciones.

    Por otra parte, la composición de la situación varía con el transcurso de cada instante nuevo, de manera que nuestras evaluaciones son muy impermanentes e hipotéticas.

    El resultado es que ciertos sucesos futuros serán posibles en las condiciones existentes, y otros imposibles. Entre los futuros posibles (futuribles en el lenguaje del francés Bertrand de Jouvenel – 1894-1987 – verdadero fundador de la prospectiva y organizador de su lenguaje – ver bibliografía), algunos son más posibles que otros, o sea que los evaluamos como probables. Podemos cuantificar nuestra evaluación: Tal suceso nos parece probable al 90%. Pero no deja de ser una evaluación subjetiva, en conformidad con la teoría de las probabilidades subjetivas de Bayes (*).

    Además, es siempre condicional y provisoria.

    En efecto, nuestra acción, o la intervención de otros actores, cuya evaluación constituye otro problema de evaluación, puede modificar en cualquier momento lo posible, transformándolo en más, o menos probable... y quizás en algunos casos en imposible.


    >> sigue

  3. #3
    Moderator
    Puntos: 4.684, Nivel: 43
    Nivel completado: 67%, Puntos requeridos para el siguiente Nivel: 66
    Actividad general: 0%
    Logros:
    1000 Experience PointsVeteran
    Premios:
    Arm of Law
    Ernesto va por un camino distinguido Avatar de Ernesto
    Nombre
    Ernesto ROIBON
    Fecha de Ingreso
    15/ago/2008
    Ubicación
    Tucumán, Argentina
    Mensajes
    290
    País
    Argentina - Argentina
    Puntos
    4.684
    Nivel
    43
    Gracias
    5
    Agradecido 17 veces en 15 mensajes.
    Se conectó hace
    7 año(s)

    Predeterminado

    La lógica implícita de la decisión

    La decisión es siempre necesariamente una elección, que se hace en un instante presente.

    Esta elección implica deseos relativos al futuro (los "futurables" o futuros deseables de Jouvenel)

    Pero a su vez , estos deseos se originan necesariamente en un cuestionamiento de la situación presente, cuyo origen es lo que sabemos – o creemos saber – del pasado.

    Por ello, es importante comprender que tanto el pasado como el futuro están en una dimensión imaginaria. Es el caso del pasado porque se trata en nuestra mente de una reconstrucción siempre incompleta, parcializada y... parcial, coloreada en función de nuestro propio y bien personal marco de referencia.

    Y es – obviamente – el caso del futuro, en vista del carácter personal que también tienen nuestros deseos.

    La única dimensión de la acción real es el presente, este especie de filo de la navaja con el cual corremos constantemente, el riesgo de cortarnos. Platón dijo que "el tiempo es la imagen móvil de la eternidad": nos movemos eternamente del presente al presente hasta tanto sobrevivimos.

    El biólogo francés Pierre Vendryes (1908-1988) iluminó el paso del pasado al futuro a través del presente, diciendo que el presente es el momento en el que todos los futuros inmediatamente posibles se destruyen, salvo uno. El que se salva lo hace con o sin nuestra intervención... y pasa inmediatamente a integrar el pasado. Vendryes hizo notar además que el pasado fue como fue: ya no es posible cambiarlo, nos guste o no. En otras palabras, cada decisión destruye irreversiblemente ciertas posibilidades.

    Pero, como la decisión ejerce una influencia selectiva en el presente, puede favorecer, o no, ciertos futuros posibles y estrechar o ampliar la gama de las posibilidades, al menos mediatas: Se puede cerrar o abrir más el abanico. A veces, y quizás siempre, se lo abre y cierra simultáneamente de distintas maneras. Por ejemplo, la invención del motor a explosión cercenó el futuro de la carreta, pero abrió el enorme campo de desarrollo del vehículo a motor.



    Construyendo Escenarios:

    Futuribles: Distinguir las tendencias superficiales de las tendencias pesadas

    Volviendo sobre los futuribles, sabemos por experiencia que algunos futuros son muy probables y otros muy improbables, o directamente imposibles. Pero estas nociones pueden hacerse más precisas. Por ejemplo, es altamente probable que el sol vuelva a aparecer en en el horizonte mañana... pero no es absolutamente seguro: Quizás tenga, sin que lo sepamos, las condiciones para explotar en forma de nova o super-nova y aniquilar a todos los vivientes. Sin embargo, ello es tan improbable que no sería realista ni útil incorporar esta posibilidad a nuestra visión corriente (salvo como un transfondo imaginario ). Tampoco sería útil tenerla en cuenta en nuestra evaluación.

    Casí tan improbable, a un punto tal que tampoco vale la pena preocuparnos, es que la provincia de San Juan, por ejemplo, sea destrozada mañana por la caida de un asteroide. Seguramente a nadie se le ocurriría suscribir un seguro contra tal riesgo.

    Sin embargo, ya la posibilidad de un terremoto no es tan increible, ni remota. Ante la posibilidad de esta eventualidad, algunas personas están dispuestas a contraer un seguro.

    En este último ejemplo, ya aparece el tiempo como un factor de probabilidad: Un terremoto devastador puede producirse en algún lugar por ejemplo cada 8000 años promedio, o quizás 800 años. Pero ello no nos sirve porque no tenemos una posibilidad satisfactoria de previsión para un evento tan infrecuente. Estos temas corresponden en prospectiva a una matriz de impacto cruzado (explorar una serie de eventos que pueden o nó ocurrir, dentro de un horizonte temporal considerado)

    Al considerar el tema del tiempo, lo que puede realmente interesarnos es el estudio y la definición de probabilidades relativas a sucesos que aparecen como cíclicos, o por lo menos repetitivos en forma tal que nos de una cierta capacidad de previsión. Un buen ejemplo es la periodicidad de la corriente oceánica del Niño, por más incierta e irregular que sea. Cuando no se ha producido durante 5 o 6 años, es tiempo de pensar que su próxima manifestación se acerca, empezar a vigilar los primeros signos precursores , ... y hacer planes tentativos para enfrentar las probables consecuencias.

    En los asuntos humanos, la previsión es a veces más practicable, o al contrario puede más difícil.

    Teniendo un buen historial de algún proceso económico, y habiendo llegado a un suficiente entendimiento de sus causas, nos resultará más fácil hacer alguna previsión. Pero, por otra parte, la inventividad humana puede generar sucesos que influenciarán considerablemente nuestra existencia futura sin que podamos saberlo, a veces antes de largos meses o años.

    Los procesos económicos responden a ciertas dinámicas, que pueden estudiarse por medio de los distintos modelos de crecimiento que se conocen. El caso de la saturación de un mercado puede usarse como ejemplo. Estamos probablemente acercándonos a la saturación del mercado de los vehículos a motor (coches, camiones, etc...) tal como se los conoce. Se observan varios efectos que preanuncian tal situación: Entre estos figuran: congestión de las grandes urbes por problemas de tránsito y de estacionamiento; el costo de la creación y el mantenimiento de una red vial siempre más extensa; la contaminación ambiental masiva: el fastidio de los usuarios frecuentemente bloqueados en atascamientos de tránsito que reducen poco a poco las ventajas del transporte automotor individual y crean nuevas incomodidades, etc... Al mismo tiempo, los constructores siguen considerando el mercado principalmente bajo el punto de vista del crecimiento y de la competitividad entre ellos. Todos comparten

    la suposición que el punto crucial es vender más coches para garantizar el pleno empleo de sus instalaciones y obtener economías de escala. Ello lleva a un constante aumento de la capacidad de producción frente a un consumo que tiende ahora hacia un límite asintótico, al menos en los EE.UU. y en Europa occidental.

    Estamos hoy dia ante una crisis que ya vislumbraba y se incluyó en mi seminario sobre Prospectiva dictado en Lima (Perú) hace más de quince años, comparable a la que se produce en forma repetitiva en la industria del acero y quizás, a largo plazo a la que afectó la extracción del carbón cuando se impuso el uso masivo del petróleo. Este tipo de evoluciones se caracteriza al menos, por pautas que se prestan al estudio.

    Un caso mucho más difícil es el de la innovación tecnológica. En muchos casos ignoramos por meses o por años la aparición, la maduración y la generalización de un nuevo artefacto que cambiará nuestra vida y, quizás pondrá en peligro nuestra actividad tradicional. La computadora personal, cambió la manera individual de trabajar y mató la producción de máquinas de escribir, creando un enorme problema a los industriales del ramo. Ello se relaciona con la "destrucción creativa"de Schumpeter, y también con los umbrales críticos de cambio.

    Al menos, disponemos ahora de una "tienda de herramientas", constituída por varios modelos de transformaciones, entre los cuales podremos en general encontrar uno que sea aplicable a la situación que enfrentamos.

    Entre estos modelos, los más importantes son los que representan evoluciones sobre un largo periodo de tiempo y que sirven para descubrir las tendencias pesadas. Dos ejemplos son el crecimiento asintótico o las fluctuaciones cíclicas en distintos plazos, que caracterizan a tantos fenómenos naturales como ser la vida de las empresas.

    Sin modelos de este tipo la previsión y eventualmente el planeamiento establecido en base a ella, reponen únicamente sobre intuiciones e impresiones poco precisas, que suelen inducir a errores serios, a veces dramáticos.


    >> sigue

  4. #4
    Moderator
    Puntos: 4.684, Nivel: 43
    Nivel completado: 67%, Puntos requeridos para el siguiente Nivel: 66
    Actividad general: 0%
    Logros:
    1000 Experience PointsVeteran
    Premios:
    Arm of Law
    Ernesto va por un camino distinguido Avatar de Ernesto
    Nombre
    Ernesto ROIBON
    Fecha de Ingreso
    15/ago/2008
    Ubicación
    Tucumán, Argentina
    Mensajes
    290
    País
    Argentina - Argentina
    Puntos
    4.684
    Nivel
    43
    Gracias
    5
    Agradecido 17 veces en 15 mensajes.
    Se conectó hace
    7 año(s)

    Predeterminado

    Futuribles y futurables

    Todos los futuros posibles no son necesariamente futuros deseables: algunos pueden resultar negativos o hasta catastróficos. Por tal razón, una buena colección de herramientas de previsión y una adecuada capacidad de usarlas son condiciones básicas para distinguir entre lo posible y lo imposible, entre lo probable y lo improbable, y entender lo que sería realmente oportuno y deseable dentro del marco de las posibilidades.

    Sobre-abundan los ejemplos de políticas públicas o empresariales que fracasan por errores de previsión o de evaluación, acerca de las consecuencias de las diversas opciones que se presentan... o que parecen presentarse.

    Ser víctimas de sus presuposiciones o deseos, generados a partir de ilusiones sobre los futuros posibles, es sin duda un problema que afecta muy frecuentemente a los decisores en todas las actividades humanas.

    (La sabiduría popular señaló siempre el peligro de confundir sus deseos con la realidad: construir sobre arena, construir castillos en el aire, hacerse el aprendiz de brujo, etc...).

    Por lo tanto, cualquier futuro deseable debe ser por empezar un futuro posible, en el marco y las condiciones que se presentan, y en función de los medios y del tiempo de que se dispone. Parece una verdad obvia, pero en la práctica muchos olvidan tenerla en cuenta cuando enfrentan alguna toma de decisiones.


    ¿ Qué es un futurable?: Presiones psico-sociales, culturales e ideológicas que nublan la visión

    Un problema muy serio que afecta el juicio de muchos es la influencia del entorno cultural y/o ideológico en el cual deben tomarse las decisiones.

    Se observa muy a menudo que responsables – hasta de alto nivel – se encuentran mentalmente condicionados por su entorno. El sistemista norteamericano John Warfield ha descripto prolijamente un número de fallas mentales que se manifiestan con gran frecuencia en grupos directivos enfrentados a situaciones complejas.

    Warfield señala entre otros los siguientes comportamientos-problemas:

    El pensamiento de grupo: El deterioro de la eficiencia mental, de la calidad del pensamiento y del juicio moral, resultante de las presiones entre miembros del grupo. Ello aparece cuando algún miembro, o algunos pocos miembros ejercen una influencia psicológica dominante y excesiva sobre los demás en un grupo demasiado cerrado.

    El pensamiento de grupo genera opiniones estereotipadas, sentimientos de superioridad y de invulnerabilidad entre los miembros del grupo, que se ven a sí mismos como la "élite".

    El pensamiento de clan: Una opinión incorrecta defendida por todos o casi todos en un grupo, acerca de algo relacionado con la situación. En general esta opinión está presentada como"obvia", y no se discute.

    Los que disienten se ven marginados si cuestionan el punto de vista "oficial". Para evitarlo deben refugiarse en un prudente silencio. En ciertos casos los opositores así enmudecidos recurren a la resistencia pasiva o, incluso, al sabotaje.

    El pensamiento disperso: Es una patologia grupal caracterizada por la incapacidad del grupo de focalizar los pensamientos y de llegar a algún consenso acerca de la naturaleza y los aspectos de la situación bajo consideración. Se caracteriza por discusiones confusas e inconclusivas.

    Al pensamiento disperso, Warfield opone el pensamiento coordinado, que explora metódicamente todo el espacio de las ideas relacionadas con la situación considerada.

    En relación con las fallas señaladas, Warfield ha definido algunos condicionamientos que las explican:

    Ley del conflicto inherente: Se observa frecuentemente en un grupo, la existencia de puntos de vista inconciliables acerca de diferentes aspectos de una situación.

    Ley de los límites: Ningún individuo es capaz por sí solo de descubrir una información completa acerca de una situación compleja. El conocimiento es siempre fragmentado entre los miembros del grupo.

    Ley de las limitaciones linguísticas ó semánticas: El lenguage conceptual utilizado en el estudio de una situación compleja es por lo general demasiado limitado, impreciso e inadecuado.

    Ley de la relevancia: La dificultad para los miembros del grupo de acordar sobre los aspectos más relevantes de la situación, para evitar discusiones largas y poco coherentes acerca de puntos secundarios o, incluso, irrelevantes. Sobre este último aspecto, quizás podemos referirnos también a la irónica "ley de Parkinson": El tiempo dedicado a la discusión de un punto es inversamente proporcional a la importancia del punto". O también a la opinión del General de Gaulle, quien decía que la mejor manera de bloquear cualquier solución acerca de una situación dada, era nombrar una "Comisión" para su estudio. (como compartimiento cerrado)

    Todos estos obstáculos llevan a lo que Warfield llama la "subconceptualización", o sea una visión falseada, incompleta, ilusoria y en general inadecuada de la situación.

    Warfield propone técnicas mentales y psicológicas para remediar a estos estorbos:

    La modelización estructural interpretativa: Se apunta a establecer una representación estructural gráfica tan completa como posible, mostrando las interrelaciones entre los distintos aspectos de un problema o situación.

    La técnica nominal de grupo: Se trata de una técnica de perfeccionamiento progresivo de la caracterización y evaluación de la situación por intercambios organizados y repetitivos de ideas entre los participantes a partir de los diversos puntos de vista que surgen. La meta es llegar a un consenso bien fundamentado acerca de la situación considerada. Se suele usar la conocida técnica del "brainstorming".

    Varias rondas son generalmente necesarias para llegar al consenso.

    El diseño genérico: Es el conjunto de las técnicas de diseño de proyectos que es independiente de cualquier caso específico de diseño. Incluye las necesidades siguientes: Una suficiente variedad de individuos – Un lenguaje claro (traducible a computadora) – El estudio de las interrelaciones – La constitución de una memoria o archivo – El entendimiento de las condiciones generales del diseño – Una metodología de elaboración.


    El "management" interactivo entre los participantes que incluye:

    - El acercamiento a la situación en sus dimensiones complejas

    - La exploración de los diferentes aspectos

    - La obtención de una definición clara y amplia acerca del asunto bajo consideración: “de qué, exactamente estamos hablando”

    - La creación de distintos proyectos alternativos

    - La crítica comparativa de los proyectos y la elección de uno de ellos por una técnica de puntajes

    - La definición y planificación de las acciones necesarias

    - La organización de grupos encargados de tareas específicas

    - El seguimiento permanente del proyecto con evaluación reiterativa de los resultados obtenidos.

    El Profesor Warfield ha aplicado su "Diseño genérico"a una gran variedad de situaciones en América, Africa e India, siempre en colaboración con profesionales nacionales. Para un conocimiento profundizado, conviene referirse a sus numerosos trabajos publicados.

    Además de los estudios de Warfield, existen todavía obstáculos quizás mayores, aunque constituyen, de alguna manera, manifestaciones análogas en niveles sociales y culturales más globales.

    Hasta naciones enteras pueden llegar a practicar el pensamiento de clanes cuando la gran mayoria de los ciudadanos comparten los mismos criterios... o las mismas ilusiones y fantasias acerca de los asuntos nacionales. Esas actitudes colectivas tienen en general raíces históricas muy profundas y los interesados, debido a la impregnación cultural recibida desde la infancia, se encuentran imposibilitados de percibir sus propias anteojeras y prejuicios. El pensamiento de clanes a escala nacional es frecuentemente un poderoso factor de parálisis, capaz de bloquear durante decenas de años los profundos cambios que suelen ser imperativos. El precio a pagar, finalmente, suele ser sumamente costoso y, a veces trágico.

    Una complicación suplementaria para el manejo de los grandes asuntos socio-políticos es el problema de la representación. Es obviamente muy difícil, o directamente imposible, debatir complejos problemas económicos, políticos o sociales con decenas de miles de participantes en la plaza pública. Y lamentablemente, la representación política por medio de partidos suele entronizar grupos mental- y psicológicamente bloqueados por el pensamiento de clanes, además del hecho de no ser siempre limpios y honestos. Ello explica entre otras, la aparicición de grupos de presión (lobbies) informales o incluso clandestinos, pero al mismo tiempo tan poderosos como incontrolables, que pesan sobre las decisiones a favor de sus intereses propios, de manera poco visible o directamente oculta .

    Es muy interesante de este punto de vista observar la evolución de los grupos abiertos que surgen actualmente mediante el Internet: un nuevo tipo de opinión “colectiva” (no necesariamente coherente, ni estable, pero eficaz y rápida para crear “consenso”).


    >> sigue

  5. #5
    Moderator
    Puntos: 4.684, Nivel: 43
    Nivel completado: 67%, Puntos requeridos para el siguiente Nivel: 66
    Actividad general: 0%
    Logros:
    1000 Experience PointsVeteran
    Premios:
    Arm of Law
    Ernesto va por un camino distinguido Avatar de Ernesto
    Nombre
    Ernesto ROIBON
    Fecha de Ingreso
    15/ago/2008
    Ubicación
    Tucumán, Argentina
    Mensajes
    290
    País
    Argentina - Argentina
    Puntos
    4.684
    Nivel
    43
    Gracias
    5
    Agradecido 17 veces en 15 mensajes.
    Se conectó hace
    7 año(s)

    Predeterminado Re: Futuribles y Futurables: navegando la incertidumbre

    Planificación

    Las condiciones de la previsión y el valor de sus predicciones, así como los vericuetos muchas veces inciertos del diseño de proyectos muestran que cualquier planificación suele llevar a un itinerario plagado de trampas.

    La planificación autocrática (por el "jefe" o el "lider") depende fundamentalmente de la validez de sus evaluaciones y de la corrección de sus intuiciones. Si no es capaz de una buena autocrítica, o de tener en cuenta las voces discordantes, cuando éstas tienen el valor de hacerse oir, los resultados suelen ser dudosos, y a veces francamente catastróficos e irreparables. Ello explica que la mística del C.E.O., que se puso de moda en los últimos 20 o 25 años del Siglo 20, haya llevado a algunos desbarajustes gigantescos en no pocas empresas, en particular en caso de fusiones.

    En general no hay buena planificación si no hay previamente un buen diseño y, en el mejor de los casos, un buen diseño es algo que requiere de muchos cuidados, como lo muestra Warfield. Ello es así en particular porque es necesaria normalmente la colaboración de muchos.

    El diseño es prácticamente la fase álgida de la planificación. Pero el tiempo crítico es seguramente la puesta a ejecución de las decisiones tomadas. Se trata normalmente de un proceso largo y complejo y conviene considerarlo de más cerca.


    Hay, en general, muchos caminos posibles hacia una meta. Evidentemente, se suele buscar el más corto, o el menos costoso. Ello conforma un primer dilema: lo menos costoso no es generalmente lo más corto.

    Normalmente, si se practica la metodología de Warfield, o alguna otra considerada seria, un cierto camino habrá sido elegido en la fase del diseño genérico, en función de criterios que habrán sido considerados en forma crítica. La decisión habrá casi seguramente resultado de condiciones relativas a los recursos disponibles y movilizables en tiempo, y al horizonte de tiempo elegido para la realización del proyecto.

    Previo a la ejecución, es útil aplicar el método del camino crítico. Se trata de un ordenamiento temporal de la sucesión de las tareas y/o etapas que deben cumplirse para llegar a la meta final. Se representa en general el camino crítico por un gráfico en forma de red con el tiempo en abscisa

    Este ordenamiento es muy importante, porque algunas tareas deben obligatoriamente cumplirse antes de otras, por ser condiciones imprescindibles para la realización de éstas. Si no se cumplen en tiempo, se atrasará o acaso se bloqueará el proyecto. En casos extremos, puede tornarse imposible de realizar.

    Los atrasos pueden en general compensarse. Pero hacerlo no es gratuito: hay un costo inevitable, que suele ser en tiempo, o en recursos, o de manera general en dinero. En particular, en ciertas grandes obras públicas, la falta de respeto por el cronograma básico y otras anormalidades han costado sumas siderales y tornado totalmente anti-económico proyectos pensados para ser altamente provechosos (caso por ejemplo en Argentina, de la represa de Yaciretá-Apipé sobre el rio Paraná).

    El cronograma, visualizado por el gráfico, debe por supuesto establecerse con extrema rigurosidad antes del inicio de la ejecución del proyecto. Cualquier descarrilamiento ulterior suele resultar de evaluaciones previas erróneas, en particular en cuanto a la duración exacta de algunas fases del proyecto, o la ignorancia de algún obstáculo o dificultad que no se consideró en un diseño imperfecto. Puede por supuesto, resultar de una circunstancia externa realmente imprevisible, pero es seguramente el caso menos frecuente.


    Lo imprevisto: "Siempre llega lo inesperado"

    Las reservas de intervención

    Pierre Vendryes definió a la autonomía como la capacidad de un sistema de controlar sus propios procesos en presencia de perturbaciones en su entorno.

    En efecto, las perturbaciones suelen ocurrir frecuentemente y pueden poner en riesgo al sistema.

    Además, como se dice en francés: "Toujours l 'inattendu arrive". Y lo inesperado implica no sólo que pase algo imprevisto, sino que también muchas veces, este hecho inesperado es de naturaleza también inesperada.

    Para sobrevivir a una perturbación el sistema debe cumplir varias condiciones. En vista a un fácil entendimiento de la descripción que sigue, tengamos en mente lo que hace un termostato para regular la temperatura de un ambiente.... o simplemente lo que hacemos para protegernos del frio.

    En primer lugar, debe percibir la perturbación, o sea debe tener sensores que le advertirán que algo potencialmente dañino está pasando en su entorno y probablemente va a afectarlo. Pero la percepción no es suficiente. El sistema debe estar equipado para entender las implicancias del suceso registrado. Para ello tiene normalmente una "memoria", o sea un conjunto de informaciones registradas anteriormente y relativas a sucesos parecidos o diferentes, pero relacionados. A partir de una conexión entre la percepción y la memoria llegará muy probablemente a una evaluación acerca de la inocuidad o peligrosidad de la perturbación. Esta evaluación será probablemente a la vez cualitativa y cuantitativa. Normalmente, la evaluación generará una reacción: el sistema tratará de hacer algo para protegerse de las consecuencias posibles de la perturbación y, como se dice, "tomará medidas", que tenderán a mantener los parámetros vitales del sistema dentro de los límites que garantizan su sobrevivencia, o en la medida de lo posible su funcionamiento óptimo, o al menos satisfactorio. Tomar medidas significa emprender una acción para compensar las consecuencias de la perturbación.

    Por último cabe destacar conceptos sistémicos que pueden introducir cambios profundos en los métodos de la Prospectiva y la Planificación. Entre ellos merecen ser señalados:

    • Las reglas básicas de las interrelaciones de un sistema con su entorno (Ley de variedad requerida de W.Ross Ashby)
    • Las condiciones de la estabilidad dinámica de los sistemas: homeostasis, autopoiesis, crecimiento asintótico
    • Los ritmos en la vida de un sistema: se vislumbra una teoría general de los ciclos,mejor fundamentada a partir de la ecuación de renormalización de Weierstrass
    • Las crisis en los sistemas: discontinuidades bruscas, bifurcaciones, estructuración disipativa, umbrales de inestabilidad
    • Los límites a la previsibilidad que resultan de la nueva teoría de los atractores caóticos para los sistemas sometidos a tres o más condiciones iniciales simultáneas


    ==========================



    BIBLIOGRAFIA

    SCHUMPETER, Joseph: Business cycles: a theoretical, historical & statistical analysis of the capitalistic process. McGraw Hill, N.York, 1939

    VENDRYES, Pierre: Vie et Probabilité. Albin Michel, Paris, 1942

    VENDRYES, Pierre: De la Probabilité en Histoire. Albin Michel, 1952

    JOUVENEL, Bertrand de: L´art de la conjecture. Ed. Du Rocher, 1964

    FRANÇOIS, Charles: Introducción a la Prospectiva. Pleamar, Buenos Aires, 1977

    WARFIELD, John: Understanding complexity: thought and behavior. AJAR Publ. Co., Florida, 2002

    (*) Método de Probabilidad de Bayes
    Es la aplicación de las fórmulas derivadas del Teorema de Bayes a la determinación de las llamadas probabilidades revisadas, asociadas a un conjunto dado de hipótesis (escenarios factibles de presentarse) mutuamente excluyentes, como consecuencia de las evidencias (hechos) observados.
    Ernesto Roibon
    Tucumán - Argentina


    PULSE AQUÍ para seguir la actividad de la USINA ;)


+ Responder Tema

Miembros que han leido este tema

Actions : (View-Readers)  (Set Date)

There are no names to display.

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes